23º clasificado en la Vuelta Aragón

Tras la disputa de las tres etapas el jienense Javi Moreno (Delko Marseille Provence) finaliza en el puesto 23º de la general, en el mismo tiempo que el 11º.

La media de la última etapa de la Vuelta Aragón ha sido de 45,7 kilómetros por hora (Foto: Cristian Casal/Vuelta Aragón 2019).

La segunda edición de la Vuelta Aragón ha finalizado hoy con la disputa de la tercera y última etapa. Un total de 127,4 kilómetros en una jornada que llevaba a los corredores entre Huesca y Zaragoza y en la que Javi Moreno ha entrado en el pelotón principal que se ha jugado la victoria al sprint. El corredor del Delko Marseille Provence ha sido 59º, finalizando 23º clasificado en la general, a 48 segundos del ganador de la prueba, Eduard Prades (Movistar). El jienense acaba en el mismo tiempo que el 11º clasificado y que sus compañeros Delio Fernández y Alexis Guerin, siendo además el 10º español de la Vuelta.

Los 41 segundos que perdió Moreno en los abanicos de la primera jornada han sido determinantes para que no pudiera pelear por estar más adelante en la clasificación, a que se suma que el recorrido era menos duro que el año pasado, algo que no le beneficiaba, como reconocía el propio corredor de Jaén antes de la salida de la primera etapa en declaraciones a la organización.

Con una general tan apretada como estaba, la Vuelta Aragón 2019 podía decidirse en muchas direcciones y por muchos factores. Por culpa del viento que cortó la carrera por el primer día, en el sprint final -por bonificaciones o por puestos- e incluso en alguno de los sprints intermedios, como así ha sucedido, a favor de Prades, que gracias a los tres segundos logrados por su primera posición en Villanueva de Gállego accedía al liderato de la carrera, sin que el sprint final victorioso de Matteo Pelucchi (Androni) sobre su compañero Marco Benfatto y el también italiano Matteo Maluccelli (Caja Rural-Seguros RGA) influyese en el desenlace de la emocionante ronda aragonesa.

Claro que este final también fue así por el abandono, en el km. 74 del líder, Jesús Ezquerra (Burgos BH) por una caída colectiva en la que se vieron implicados varios corredores, entre ellos varios corredores. Atendido por los servicios médicos, pronto se vio la gravedad y tendría que dejar la carrera trasladado a un centro sanitario con posible fractura de clavícula.

Dadas las perspectivas de viento que se anunciaban, el inicio fue bastante tranquilo, permitiéndose una temprana escapada de siete corredores con Dzimitry Zhyhunou (Fundación Euskadi), Yonder Godoy (Inteja), Artem Nych, (Gazprom), Joaquín Silva, (W52), Nikolay Mihaylov, (Efapel), Afonso Silva (Radio Popular) y José Manuel Gutiérrez (Guerciotti), que en apenas 10 kilómetros alcanzaban 2:46, y en el kilómetro 22 ya tenían una ventaja de 4 minutos.

Y esa fue la tónica de la carrera, con una diferencia estabilizada en torno a esas ventaja, que les permitió pasar destacados, por el sprint especial de Ayerbe. A partir del kilómetros 55 bajarían las diferencias, que serían de 2:30 en el kilómetro 63.

No obstante, la noticia del día se producía algunos kilómetros después cuando se intentaban formar los primeros abanicos a cargo del Total Direct Energie y ello producía bastantes nervios y una caída de varios corredores del Burgos, entre ellos el líder, que se veía obligado a abandonar, con lo que se producía una nueva situación de carrera con Evgeny Shalunov (Gazprom-RusVelo) y Prades empatados a tiempo… y con el puestómetro preparado de cara a los desempates.

Pero el pensamiento de Movistar no estaba en la meta de Zaragoza, sino en el sprint especial de Villanueva de Gállego, en el kilómetro 111, por lo que pusieron un fuerte ritmo que terminaba con la escapada en el kilómetro 99. Y de cara a ese sprint intermedio, Prades se quedaba en una inmejorable posición al ser primero y llevarse los 3 segundos que le darían el liderato provisional sobre Shalunov, que no pudo meterse en esa pelea.

Quedaba la llegada de Zaragoza y allí ya se vio que iba a ser cosa de los sprinters natos. Y aunque Caja Rural-Seguros RGA lo intentó con sus dos bazas -Maluccelli y Jon Aberasturi- la victoria estuvo entre los dos ciclistas de Androni. Además Prades remataba con un séptimo puesto, que le permitía llevarse la Vuelta Aragón con 3 segundos sobre Shalunov y cinco sobre Rein Taaramae (Total Direct Énergie).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *