Un arjonillero en la ‘ciudad’ de La Vuelta

Francisco Jesús Carmona será árbitro de la 74ª edición de la prueba por etapas, que arranca el próximo sábado. Será su tercera presencia en esta ‘grande’.

Francisco Jesús Carmona (de pie en la moto), en la Vuelta a España 2015.

La Vuelta a España 2019 comienza el próximo sábado, 24 de agosto. Por delante 21 etapas que cubrirán una distancia total de 3.272,2 kilómetros. 176 corredores pertenecientes a 22 equipos partirán desde Torrevieja para completar una 74ª edición que acabará el 15 de septiembre en Madrid y que también pasará por Andorra y Francia.

Pero más allá de los ciclistas, hay una caravana de entre 2.500-3.000 personas alrededor de la carrera. Una verdadera ciudad ambulante necesaria para que la prueba se lleve a cabo y que está formada por auxiliares, operarios de meta, jueces, personas médico, periodistas… Todos ellos fundamentales para el desarrollo de una de las tres ‘grandes’ del panorama ciclista internacional.

Y en esa ciudad ambulante estará este año Francisco Jesús Carmona con una labor importante como árbitro. Será su tercera presencia en la Vuelta Ciclista a España. Un premio a la trayectoria a este arjonillero que cumplirá 50 años un día antes de que acabe la carrera y que con algo más de 18 empezó a arbitrar por la provincia en una trayectoria que le han llevado a competiciones como los Mundiales de BTT disputados en 2000, los Campeonatos del Mundo de Ponferrada 2014 y los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018, además de un Campeonato de Europa de Pista y varios Campeonatos de España de Ruta y de pista. Un currículum envidiable que le gustaría completar con unos Juegos Olímpicos, “pero para poder acceder con mi categoría (Juez Árbitro Nacional Especial) deberían celebrarse en España”.

Mientras, desde el próximo sábado volverá a vivir desde dentro una de las tres ‘grandes’ del ciclismo, que es mucho. Una experiencia que sólo tendrá la oportunidad de disfrutar otro árbitro andaluz: el almeriense Rogelio Buceta. Destaca Carmona a El Ciclismo de Jaén la categoría que tiene una competición como La Vuelta: “Los medios de los que dispones son mucho mayores que en ninguna otra prueba, pero la tensión que se vive por la trascendencia de cualquiera de las decisiones que tomas te hace vivir la carrera de modo muy intenso”.

Para ilustrar este extremo recuerda algunas anécdotas de sus dos presencias anteriores en la Vuelta Ciclista a España: “La que más recuerdo fue cuando en mi primera Vuelta a España (2003) se expulsó a Richard Virenque tras haberle ‘cazado’ agarrado a un coche en la etapa de Andorra. De la última, en 2015, recuerdo la tensión que se vivió para expulsar a uno de los ‘capos’ de aquella edición, Vincenzo Nibali”.

Francisco Jesús Carmona es un apasionado del ciclismo. Más allá del arbitraje participa como cicloturista en pruebas como la Quebrantahuesos, la Bilbao-Bilbao, el Dessafío Sierra Sur de Jaén, La Desértica… “Acudo a muchas de estas carrera como cicloturista. El hecho de ser comisario te impide participar a nivel competitivo contra otros. Mi reto y mi objetivo es terminar la prueba en la mejor posición posible teniendo en cuenta el entrenamiento que he podido hacer para ella puesto que algunas son pruebas muy duras como las de ultramarón (la Huelva Extrema en la que estuvo el año pasado sumó más de 200 kilómetros de BTT)”. Deja claro que se trata de “sensaciones distintas” estas dos formas de afrontar nuestro deporte: “es enriquecedor completar una gran vuelta junto a los mejores profesionales del deporte que me apasiona y participando de las decisiones deportivas de las pruebas. Por otro lado, el conseguir un reto personal, como puede ser completar este año las cuatro pruebas de la Legión, es gratificante”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *