En una carrera épica en el sur de Portugal

El Hispamiel acude con tres parejas a la octava edición del Algarve Bike Challenge, que comienza mañana con una contrarreloj nocturna de 3 kilómetros en la localidad de Tavira.

El jienense Rafa Ordóñez, en la Costa Blanca Bike Race (Foto: Hispamiel).

Tras su participación en la Costa Blanca Bike Race, el equipo Hispamiel continuará su arranque de la temporada en tierras portuguesas, donde acudirá con tres parejas para disputar desde mañana la carrera de MTB por etapas de MTB más conocida de ese país: el Algarve Bike Challenge.

La prueba, que disputará su octava edición hasta el próximo domingo y adelante en un mes su celebración respecto a años anteriores, servirá que los corredores del conjunto andujareño se sigan poniendo a punto de cara a los próximos retos como la Andalucía Bike Race y para que el navero Manolo López haga su estreno competitivo en este 2020.

Como ya hicieron hace una semana en Alicante, el torreño Francisco Martínez Trillo y el jienense Rafa Ordóñez volverán a formar pareja, al igual que el albaceteño Óscar Carrasco y el cordobés Víctor Manuel Fernández (corredor del Windest-Wolfbike pero embajador de la marca jienense).

El actual campeón de Andalucía de MTB Maratón en categoría sub-23, Manolo López, disputará la prueba lusa junto al cordobés Daniel Carrasco, compañero de equipo el resto de la temporada de Víctor Manuel Fernández.
La Algarve Bike Challenge tendrá una edición más su centro neurálgico en Tavira, donde mañana se disputará una espectacular contrarreloj nocturna de 3 kilómetros en el centro de la histórica ciudad. Este prólogo dará el pistoletazo de salida para una carrera que cada año presenta un nuevo y mejorado recorrido y al que se seguirán dos etapas maratón para sumar un total de 160 kilómetros y 4000 metros de ascensión.

Un total de 600 parejas se han inscrito para una competición que se disputa en formato de navegación por GPS y en la que los corredores tendrán que enfrentarse a los desafiantes senderos del litoral y a las Sierras de Caldeirão y Tavira, pasando de las playas de arena blanca y aguas cristalinas a la desafiante sierra del Algarve.

La segunda jornada tendrá un recorrido de 87 kilómetros y 2300 metros de desnivel positivo. Será la primera etapa realmente selectiva y gran parte de su dificultad se concentra en la primera mitad de la etapa, con 900 metros de ascensión en los primeros 28 kilómetros. Luego llegarán los senderos y tramos más técnicos hasta llegar al kilómetro 45 donde el recorrido se transforma en más rápido y cómodo para los ciclistas. A partir del km.60 y hasta la llegada hay un terreno rompepiernas que será el que finalmente decidirá qué pareja ha sido la más fuerte.

El domingo llegará la tercera y última etapa, la que más cambios tienen en los 76 kilómetros y 1400 metros de ascensión, que recorrerá parte del Barrocal de Algarve, más al sur que lo habitual. Comenzará la jornada con una larga subida para llegar después del kilómetro 15 a un terreno más llano, técnico y con bastantes senderos. Con un terreno de mucha roca y piedra suelta la elección técnica por parte de los corredores puede tener su ventaja. Las subidas llegarán al final de la etapa donde destacamos el ascenso a La Picota, próxima al final del Algarve Bike Challenge 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *