Una recompensa a los «momentos difíciles»

Tras lograr su primera victoria como profesional, el jienense José Manuel Díaz Gallego (Nippo Delko One Provence) participará en la mítica París-Niza, que comienza el próximo domingo.

José Manuel Díaz Gallego consigue en Kigali su primera victoria como profesional y termina en el top 10 del Tour de Ruanda (Foto: Noa Toledo Arnon).

Poco tiempo va a tener José Manuel Díaz Gallego para saborear su primer triunfo como profesional. Así es el mundo del ciclismo, sin descanso. Como la etapa de ayer del Tour de Ruanda donde levantó los brazos. Una jornada muy exigente de apenas 89 kilómetros, pero con siete ascensiones, dos de ellas de categoría especial y cinco de primera.

Desde que ayer cruzó la línea de meta de Kigali todo han sido merecidas felicitaciones, pero sin perder de vista que el próximo domingo, 8 de marzo, estará en la línea de salida de la mítica París-Niza, la prueba conocida como la Carrera del Sol y cuya participación el corredor jienense se marcaba como una prioridad cuando hablaba con este medio el pasado octubre cuando se hacía oficial su fichaje por el Nippo Delko One Provence.

Un comienzo de temporada soñado para Díaz Gallego, que ayer, recogió la recompensa de muchos años de trabajo en el Bicicletas Rodríguez Extremadura en el campo amateur y posteriormente en el Israel y en el Team Vorarberg-Santic austriaco en el profesionalismo.

Su compañero de equipo Mulu Hailemichael atacaba al comienzo de la última subida. El etíope era absorbido y entonces el jienense se marchaba solo para conseguir la victoria en solitario y finalizar décimo en la general del Tour de Ruanda: «Estoy muy feliz de mi primera victoria. El equipo hizo un gran trabajo hoy, especialmente Mulu».

El que fuera ganador Memorial Balenciaga en 2016 llegaba con una ventaja de tres segundos sobre el siguiente clasificado, Moise Mugisha. En ese instante, la alegría desbordada de un joven de 25 años al que se le amontonaban las ideas: «En esos momentos se te pasan por la cabeza muchos momentos difíciles, duros, complicados que has tenido hasta llegar ahí. El ciclismo es un deporte muy complicado donde te llevas cien disgustos y una satisfacción», explica a El Ciclismo de Jaén vía telefónica desde Kigali.

Díaz Gallego no se olvida de las personas que siempre le han respaldado. A todos ellos les dedica el éxito: «Como siempre, a la familia y a mi novia, que son lo que siempre están apoyando, sobre todo cuando no salen las cosas. También a mi amigos que siempre están ahí apoyando incondicionalmente».

Tras la París-Niza, que concluirá el 15 de marzo, el de Jaén tendrá un pequeño respiro antes de afrontar dos pruebas en Italia: la Semana Coppi y Bartali (25 al 29 de marzo) y el Giro de Sicilia (1 al 4 de abril). Después no sabe si acudirá al Tour de Turquía (12 al 19 de abril) o al Tour de los Alpes (20 al 24 de abril), si bien esta última cita tiene más opciones de estar en el calendario de José Manuel Díaz Gallego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *