«Se está perdiendo un poco la perspectiva de lo que debe ser la categoría máster»

Cuando pase el confinamiento «no voy a montar en el rodillo en un año», afirma con rotundidad Francisco García López, ciclista máster 40 del Biocycle Spain Horizon.

El cambileño Francisco García López suma 24 temporadas en el pelotón (Foto: Federación Andaluza de Ciclismo).

Francisco García López (Cambil, 1977) es una enciclopedia del ciclismo. Acumula datos y nombres de todo el ciclismo jienense gracias a sus 24 temporadas en el pelotón. Acabó pegándole esta fiebre por las dos ruedas a su esposa, Maite Valenzuela, quien en pocos años se ha convertido en una referencia a nivel andaluz. Conocido por sus amigos de Jaén del mundo ciclista como ‘Pacobike’, cuenta que se subió por primera vez en bicicleta por «aquellas tardes de Tour» de Miguel Induráin, aunque reconoce sentir una debilidad especial por el jienense Manuel ‘Triki’ Beltrán. En la actualidad en las filas del Biocycle Spain Horizon, su trayectoria nos lleva a hacer un repaso de la historia de nuestro ciclismo de la mano de equipos como Club Ciclista Sierra Mágina de Huelma, Ciclos Luna y Mariscos Castellar, teniendo siempre presente el recuerdo de dos compañeros: Antonio Méndez y Jesús Molina.

Con dos ciclistas en la familia, ¿cómo os estáis organizando a la hora de entrenar con este confinamiento por la pandemia global del COVID-19?
El rodillo está muy solicitado. Normalmente decidimos el día de antes quién va primero y quién después. Cuando pase esto no voy a montar en el rodillo en un año.

Es evidente que no es lo mismo el rodillo que entrenar al aire libre, ¿cómo se combate la monotonía de esta forma de entrenar?
De momento aguanta la motivación por volver a competir y, aparte, siempre hay aplicaciones tipo Bkool para compartir virtualmente rutas con otros ciclistas. Aun creo que lo más importante es buscar una buena música y no pensar que estás metido en una habitación.

Planificaciones, calendarios… Parece que tendremos que ir olvidando todo lo que se había previsto para al menos este principio de año. ¿Eres capaz de hacer un ejercicio de imaginación y mirar más allá del encierro para saber por dónde van a pasar tus objetivos para este año tras esta situación?
Bueno… Cada día nos lo pintan peor y pienso que ya primera mitad de la temporada está servida. Con poder volver a competir y salir a la calle nos damos por satisfechos. Esta situación me ha servido para ver la vida con otro prisma. El objetivo debe ser que todos terminemos con esta pandemia y salgamos lo menos perjudicados posible.


«Esta situación de confinamiento me ha servido para ver la vida con otro prisma. El objetivo debe ser que todos terminemos con esta pandemia»


En principio la idea era que fueras uno de los grandes apoyos de Javier López en el Biocycle Spain Horizon, pero mirando la gran pretemporada que realizaste ¿puedes aspirar a algún resultado individual en alguna prueba de la Copa de España?
Como te he comentado, lo personal se queda ahora un poco aparcado. Pero sí que me gustaría poder estar cerca de Javi y ser un apoyo para conseguir que gane la Copa de España, sin olvidar que en la categoría máster 50 tenemos también de líder a nuestro compañero José Luis Mateos y habrá que estar cerca de él.

Con 24 temporadas en el pelotón te podemos considerar como una voz autorizada en el ciclismo y en máster. ¿Cómo ve la situación general de la categoría?
24 años ya… Qué barbaridad… Lo que percibo después de todos esos años y haber pasado por casi todas las categorías es que el nivel sube exponencialmente cada año. Hay mucha preparación por parte de todos los corredores y, a veces, parece que los máster somos pros y vivimos de esto. Se está perdiendo un poco la perspectiva de lo que debe ser esta categoría. Una categoría para jugar a ser ciclistas pero sin olvidarnos del trabajo y de la familia.

¿Qué recuerdos guardas de todos los equipos por los que has pasado?
Han sido varios los equipos por los que he pasado en estos años y de todos he conservado grandes amigos que sigo teniendo a pesar de los años y la distancia en muchos casos. Mis inicios fueron en el Club Ciclista Sierra Mágina de Huelma. Con Semar también pase algunas temporadas y siempre que puedo paso por la tienda a saludar a mi amigo Paco Martín. Después estuve en Ciclos Luna y, antes de Biocycle, milité muchos años en Mariscos Castellar. Allí pasé muchas temporadas y guardo grandes recuerdos. Quizá la nota triste es que he perdido a dos amigos y compañeros en este equipo y haciendo lo que más les gustaba, que es pedalear. Siempre están en mi recuerdo Antonio Méndez y Jesús Molina.


«Parece que los máster somos pros y vivimos de esto. Debe ser una categoría para jugar a ser ciclistas pero sin olvidarnos del trabajo y de la familia»


¿Quién era tu ídolo o en quién te fijabas cuando comenzaste en el mundo de las dos ruedas?
Miguel Induráin fue el que me hizo montarme por primera vez en una bici con aquellas tardes de tour… Pero siempre he tenido debilidad por un paisano, por el Triki Beltrán. Han sido muchas las tardes pegadas al televisor esperando a ver cómo estiraba y reventaba el pelotón para que Lance atacara o tirando de su querido Abraham Olano para que perdiera el menor tiempo posible en la meta, sacrificando su propio resultado en favor de su líder. Aquel día que se vistió de líder en la Vuelta a España no lo olvidaré.

¿Recuerdas cuál fue tu primera bici?
La primera bici que tuve se la compré a José Muñoz de Sport Bike. Por supuesto entonces sin frenos de disco ni suspensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *