«El rodillo es ahora el mejor aliado de un ciclista que quiera no perder la forma»

Tras ser quinto en la primera cita del Open de Andalucía de Maratón y ser el tercer mejor español en la Andalucía Bike Race, José Luis Carrasco (Cleardent) destaca el gran esfuerzo mental que supone entrenar en casa.

Carrasco, en la primera etapa de la Andalucía Bike Race (Foto: Organización).

Como a cualquier deportista, el confinamiento por el estado de alerta por la pandemia de COVID-19 también afecta a José Luis Carrasco (Jaén, 1982), quien tenía previsto participar en la primera prueba del Open de España de BTT Maratón y en la Titan Desert, que han sido aplazadas. El blog del biker del Cleardent recoge la siguiente entrevista que reproducimos sobre la situación que se vive en la actualidad:

¿Cómo llevas la situación?
Es un poco contradictoria. En el plano laboral y familiar con normalidad. Son los primeros días de confinamiento y todos teníamos cosas pendientes por hacer así que el tiempo que me queda lo invierto en ponerme al día.
En cuanto al plano deportivo sí que ha habido un cambio importante. Habituado a hacer los entrenamientos en esta fase de la temporada, como prácticamente todo el mundo, en la montaña o en la carretera, el verme encerrado y que el rodillo sea la base del entrenamiento sí que ha supuesto un gran cambio.

¿Cómo te motivas para entrenar ahora?
Quizás eso sea lo más complicado. Hay un abismo entre salir a entrenar en la montaña y hacerlo dentro de casa y más grande aún cuando hace buen tiempo. El esfuerzo mental es grande porque llegas de trabajar después de ocho horas, casi todas de pie, y lo que menos te apetece es ponerte el culotte y hacer rodillo. Pero lo mismo que soy consciente de que tengo que quedarme en casa también lo soy de que tengo que entrenar.

Por lo que dices se entiende que estás de acuerdo con la prohibición total de salir en bici.
Sí. Estoy de acuerdo con las medidas adoptadas. Es una situación muy excepcional y hay que tomar medidas drásticas. Tenemos la obligación de minimizar al máximo, en nuestro caso, el riesgo de sufrir una caída. Tenemos que evitar saturar aún más si cabe el sistema sanitario. Ahora la prioridad es solucionar esta crisis sanitaria y todos debemos tomar conciencia de ello y acatar las medidas.

¿Cómo cambia la preparación?
Se asemeja a una pretemporada en un invierno duro. El rodillo es ahora, como decía, el mejor aliado de un ciclista que quiera, más que mantener la forma, no perderla.
Es algo complicado. Todos tenemos la incertidumbre sobre cuánto va a durar esta situación así que para mantener la forma, además del rodillo, aprovecho para hacer ejercicios de fuerza para tonificar y fortalecer el tren inferior y lo acompaño de una mayor dedicación a realizar estiramientos y otro tipo de ejercicios que por falta de tiempo, al dedicar más a la salida en bici, se descuida en esta fase de la temporada sobre todo.

¿Qué ha supuesto la irrupción del coronavirus en tu temporada?
Pues imagino que lo mismo que a casi todos. La pretemporada fue especialmente complicada. Muy difícil. Tras la disputa de la primera prueba, la V Maratón BTT Moclova Deser-G.P. Vialider, cogí confianza y me dio ánimo porque no salió mal. Luego vino la Andalucía Bike Race este año, especialmente, con un nivel de corredores altísimo ya que además del prestigio en sí que tiene, al ser este 2020 año olímpico animó a muchos corredores a venir para conseguir puntos UCI para una posible participación en los Juegos Olímpicos. Pienso que en esta edición se han dado un cúmulo de circunstancias que ha hecho que la prueba fuera el año que más nivel ha tenido.
Es cierto que yo partía con unas dudas basadas en la escasez de preparación con la que llegaba por el invierno complicado y realmente me salió mejor que lo soñado aunque terminara el 22º de la general.
Como reiteré durante la Andalucía Bike Race, no es un gran resultado, no asombra mucho pero sí es cierto que me dejó un gran sabor. Fue una carrera tácticamente muy bien llevada, sin percances ni caídas. Muy regular, quizás la que más para mí ya que es difícil tener seis días donde no te surjan contratiempos, donde no haya un día malo. Así que considero que fue una Andalucía Bike Race muy completa y regular que me permitió terminar como tercer español, además.
Las primeras noticias de suspensión de carreras y el posterior confinamiento me han dejaron un poco contrariado. Competir en la Andaluciá Bike Race me vino muy bien y me encontraba en un buen estado de forma para las pruebas en las que tenía previsto participar. Además estaba muy mentalizado en hacer una buena Titan Desert pero ahora todo queda en un segundo plano, lo primero es esta batalla contra el COVID-19 que espero solucionemos pronto y de la mejor manera posible.

El biker del Cleardent, en un entrenamiento en el rodillo durante estos últimos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *