Regreso a la competición tras cuatro meses

Cristóbal A. Moral, en la alineación del Bicicletas Rodríguez Extremadura para la Vuelta Ciclista a Zamora, cita de cuatro días que reinicia el martes el calendario amateur.

Fernando Navas, Sergio Jiménez, Adrián Cobos, Miguel A, Tapia, Claudio Clavijo y Cristóbal Á. Moral, serán los seis corredores, todos sub-23, que competirán por parte del Bicicletas Rodríguez Extremaduraen la XXXVII Vuelta a Zamora, cita que se disputa del martes 14 al viernes 17 de este mes.

Hasta que llegó el parón competitivo, el corredor de Torredelcampo sumaba dos carreras en este 2020: Circuito Guadiana y la primera edición del Memorial Julio López de la Torre ‘Chineta’. Moral participará al menos en la ronda zamorana, ya que su escuadra también participará en el XXXIX Trofeo Ayuntamiento de Zamora y en el LXXIII Trofeo San José (18 y 19 de julio, respectivamente), donde está previsto realizar cambios en relación a los corredores que participan en la prueba por etapas.

No podrá acudir a tierras castellanoleonesas el tosiriano David Delgado, que sigue recuperándose de la tendinitis de rodilla que arrastra desde el año pasado y que en principio debe volver a la competición a final de temporada.

Tras más de cuatro meses de parón en las competiciones, dos de ellos de confinamiento, por fin el COVID-19 nos da un respiro y vuelven a celebrarse parte importante de las pruebas ciclistas élite y sub-23 del calendario nacional. La Vuelta a Zamora tiene el honor de ser la primera de estas competiciones y el Bicicletas Rodríguez Extremadura es uno de los 16 equipos de 6 corredores que la correrán.

El equipo realizó recientemente una concentración en Zafra de cuatro días que permitió evaluar el estado de forma de los corredores y poder seleccionar su participación para estas tres citas.

Si el año pasado el Bicicletas Rodríguez Extremadura ganó una etapa con Sergio Jiménez en la vuelta e hizi segundo en otra con Claudio Clavijo, en esta edición espera «reeditarlo e incluso luchar por la general. El equipo está ilusionado en ello y pese a su juventud en una competición elite hay optimismo y está preparado para conseguir estos objetivos», se apunta desde la escuadra en una nota de prensa.

La primera etapa es una contrarreloj individual muy corta con solo 3,4 kilómetros con salida en la playa de Villardeciervos en el pantano de Valparaíso y meta en Villardeciervos y pondrá un primer líder con escasos segundos sobre sus perseguidores. La segunda se presenta como la más apta para el esprint y será la única oportunidad para los velocistas. Tendrá salida en Villaralbo y meta en Roales, perfil quebrado con hasta tres puertos de tercera categoría y 141 kilómtros de recorrido.

La tercera se presenta como la jornada más dura. Con final en alto tendrá salida en Montbuey y meta en Aciberos, puerto de tercera categoría. El pelotón tendrá que afrontar en los 139 kilómetros de recorrido dos puertos de tercera, dos de segunda y dos de primera categoría (el alto de Marabón, que se subirá dos veces). De aquí saldrá posiblemente un líder sólido.

La cuarta y última etapa, también con final en alto, puede servir para propiciar cambios en la general, dado el perfil y que seguro se presentará batalla por parte de los equipos. Tendrá salida en Mahide y meta en Viñas, un puerto de segunda categoría que marcara la etapa y quizás incluso la Vuelta a Zamora. La jornada con 131 kilómtros tiene tres puertos de tercera y tres de segunda, el último de ellos que se sube dos veces, Viñas será la meta que pondrá punto y final a la etapa y a la ronda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *