En una prueba con la élite mundial

José Manuel Díaz Gallego, corredor del Nippo Delko One Provence, finaliza en 32º posición el Tour de l’Ain, en el que participaba por primera vez y que hoy terminaba en el Grand Colombier.

José Manuel Díaz Gallego escucha las indicaciones de Gorka Gerrikagoitia, director deportivo (Foto: Antoine Collet/Nippo Delko One Provence).

Primoz Roglic, Egan Bernal, Nairo Quintana, Steven Kruijsijk, George Bennett, Bauke Mollema, Fafio Aur, Tom Dumoulin, Dan Martin, Richie Porte, Andrey Amador, Chris Froome, Geraint Thomas, Winner Anacona, Romain Sicard, Robert Gesink, Chris Froome… La 32ª edición del Tour de l’Ain presentaba un cartel de participantes con casi la totalidad de la élite mundial del ciclismo. Allí en tierras francesas se han vivido tres etapas con mucho espectáculo y con una batalla entre los dos equipos que deben marcar el paso en el próximo Tour de Francia: el Jumbo-Visma y el Ineos.

Y José Manuel Díaz Gallego ha estado presente en esta cita, finalizado en la 32ª plaza de la general, a 20;46 del ganador, Roglic, y por delante de nombres como Anacona, Sicard, Gesink y Froome. El jienense ha sido además el mejor clasificado de su equipo, el Nippo Delko One Provence.

Díaz Gallego acudía por primera vez a una prueba exigente por su recorrido y por su participación. La tercera etapa unía hoy Saint-Vulbas con el Grand Colombier, idéntica en los últimos 110 kilómetros a la decimoquinta etapa del próximo Tour de Francia. A la meta, a 1500 metros de altitud, se accedía por una rampa de 17 kilómetros con una pendiente media del 7%, pero antes había que escalar otros dos puertos de primera: el monte Selle de Fromentale (kilómetros 80) y el Col de la Biche (kilómetros 97,5).

El ganador de etapa en el pasado Tour de Ruanda ha sido hoy 31º, a 12:20, y mira ya al Campeonato de España, una cita que le hace especial ilusión por disputarse en su provincia. Allí acudirá después de su sensacional arranque de temporada, en la que logró su primer triunfo como profesional y se dejó ver en la París-Niza, y habiendo firmado buenas sensaciones en el reinicio de la competición en la Vuelta a Burgos, tras la que acudió al Circuito de Getxo y a este Tour de l’Ain.

El esloveno Primoz Roglic, del Jumbo-Visma, logró en el Grand Colombier su segunda etapa consecutiva en esta edición y estuvo secundo en el podio de la general final por dos colombianos: Egan Bernal (Ineos) y Nairo Quintana (Arkéa Samsic). El vencedor de la Vuelta a España 2019 puso a trabajar a su equipo en el último ascenso y cuando Bernal saltó del quinteto delantero en el último kilómetro con la esperanza de reducir los 10 segundos que le separaban del líder, el esloveno le alcanzó sin esfuerzo y le superó en la meta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *