Neutralizada la prueba en línea sub-23 del Campeonato de España

Tras completarse la primera vuelta al trazado, la carrera ha tenido que estar parada alrededor de 40 minutos debido a que un autobús quedara cruzado en la carretera. La prueba ya se ha reiniciado tras un hecho que no empaña la magnífica organización del evento hasta este momento.

Pantallazo del vídeo publicado por @alvarocycling del incidente.

Se cumplía la primera vuelta al trazado de la prueba en línea del Campeonato de España de Ciclismo en carretera cuando la carrera ha tenido que ser neutralizada debido a que un autobús se ha quedado cruzado en la carretera.

El hecho ha ocurrido a la salida de Baeza, pasada la gasolinera del conocido restaurante Casa Juanito, cuando se cumplía el kilómetro 23 del recorrido y a falta de unos 136 kilómetros para meta. Desde Radio Vuelta se anunció de que el autobús se había quedado cruzado y bloqueado y de que iba a tener que ser neutralizada la carrera, como finalmente ha ocurrido, en torno a las 17:15 horas.

Se avisó de que se iba a tomar la salida con el pelotón agrupada enseguida, pero finalmente se decidió esperar para valorar las opciones de reanudar la competición. Finalmente se tomó de nuevo la salida sobre las 17:55 horas a través de un recorrido alternativo, con un recorrido neutralizado antes del reinicio lanzado, que fue entorno a las 18 horas.

En este momento la organización y miembros del jurado técnico está estudiando si es posible retirar el autobús que obstaculiza parte del recorrido. Una vez se sepa si es posible, se valorará la reducción o no de kilometraje.


[ACTUALIZACIÓN]: 18:36 horas. Se comunica desde Radio Vuelta que se retoma el recorrido original, aunque se elimina una vuelta (26 kilómetros) al circuito de esta prueba en línea sub-23.

[ACTUALIZACIÓN]: 18:27 horas. Ha sido retirado finalmente el autobús y se está limpiando la zona. Se está estudiando si se va a pasar por el recorrido previsto inicialmente o por el alternativo. En estos momentos el pelotón rueda agrupado.

Un incidente que sale fuera de lo común, pero que puede suceder cuando se abre el paso al tráfico una vez que la carrera ya ha pasado. Y un hecho que no puede empañar la magnífica organización desarrollada a todos los niveles, desde la logística hasta la prevención de contagios del COVID-19, y que además ha encontrado una pronta respuesta. Son circunstancias que son difícil evitables y que de forma similar se han producido en la mejor carrera del mundo, el Tour de Francia, donde en 2013 el autobús de un equipo quedó bloqueado varios minutos en la línea de meta de la primera etapa con el pelotón afrontando los últimos kilómetros.

Muchos nervios en los primeros compases de la prueba, que llevaron a una numerosa caída en los primeros kilómetros y a fracturar el pelotón en dos grandes grupos. Sin embargo, no tardó mucho en volver a rodar compacto y en asumir la responsabilidad la selección madrileña en un primer momento y la selección asturiana después.

Justo antes de neutralizarse la carrera se producía el primera paso por la línea de meta. La carrera comenzaba a romperse y en cabeza tiraba el madrileño Raúl García Pierna, ganador de la contrarreloj de ayer, tratando de imprimir un duro ritmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *