Javier Romo, campeón de España en su tercera prueba en el pelotón sub-23

El castellanomanchego, procedente del triatlón, ha arrasado en la cita más importante del año de la categoría, marchándose a falta de dos vueltas de meta. Jokin Murguialday, plata, y Eduardo Pérez-Landaluce, bronce. Los jienenses Mario Vilches y Cristóbal Ángel Moral no acabaron la prueba.

Exhibición de Javier Romo, que ha aventajado en más de dos minutos a Murguialday y a Pérez-Landaluce (Foto: RFEC).

Javier Romo ha destrozado, a base de una enorme capacidad física, de un talento especial para ir en bicicleta, todas las lógicas que rigen los cauces del ciclismo. El castellanomanchego, procedente del mundo del triatlón, ha ganado la carrera en línea del Campeonato de España después de haber disputado previamente solo dos pruebas en el pelotón sub-23. Una gesta sensacional que cobra aún más relevancia por la forma en la que la ha llevado a cabo: marchándose en solitario cuando restaban más de 35 kilómetros y culminando su obra con una ventaja bajo el arco de meta de más de dos minutos sobre Jokin Murguialday, plata, y Eduardo Pérez-Landaluce, bronce.

«Estoy muy emocionado, no me lo creo mucho. Llevo muy poco en el ciclismo, la de hoy era tan solo mi tercera carrera. He salido con miedo, porque ha habido varias caídas y me ha afectado una de ellas. Pero me he ido sintiendo cómodo, con fuerzas y lo he intentado. Pensaba que no iba a llegar, pero al final he tenido energías y lo he logrado», ha explicado tras enfundarse el maillot de campeón de España Javier Romo, que ha añadido que «me encanta el ciclismo y sabía que en algunos test tenía buenos números, pero la competición es muy diferente y no me esperaba tanto».

El desarrollo de la carrera ha estado marcado en sus primeros compases por el nerviosismo del pelotón desde la salida. Esa tensión ha terminado traduciéndose en varias caídas que han dejado magullados y sin opciones a algunos favoritos como Arturo Grávalos o Jon Barrenetxea. Poco después, ha habido que neutralizar la carrera debido a que un autobús se ha quedado atravesado en un punto de paso de la prueba y, debido al tiempo transcurrido hasta que se han recuperado todas las condiciones de seguridad requeridas, la reanudación ha conllevado la supresión de una de las vueltas programadas, reduciéndose así 26 kilómetros el recorrido previsto.

Tras el nuevo banderazo de salida, Madrid y Asturias han sido las selecciones más activas, mereciendo especial relevancia la actitud de Raúl García Pierna, ganador de la contrarreloj y que ha propuesto varios ataques. Ninguno de ellos ha fructificado, pero sí ha provocado que el pelotón comenzará a seleccionarse.

Bennassar, al que se unieron Josu Etxeberría, Jiménez y Balderstone, tomaron la alternativa al madrileño para lograr una ventaja superior a los treinta segundos durante la ascensión al circuito cuando restaban 60 kilómetros para el final. Euskadi ha logrado controlar su movimiento y con la entrada en las dos vueltas finales ha comenzado a fraguarse la exhibición de Javier Romo.

El castellanomanchego ha formado un corte junto a otros ocho ciclistas de los que se ha destacado junto a Azparren y Nicolau para afrontar en cabeza la penúltima subida del circuito. Estos tres ciclistas no han permanecido unidos ni un kilómetro, pues Romo ha cambiado rápidamente el ritmo y ninguno de los dos ha encontrado piernas con las que responder a su ataque. A partir de entonces, hemos podido disfrutar de un enorme recital de fuerza y poderío que le ha permitido incrementar de forma imparable la ventaja con respecto a sus perseguidores. Una exhibición que ha impresionado a todo el ciclismo nacional y que revela a las claras las enormes capacidades innatas de Javier Romo para este deporte.

Por detrás, ha tenido lugar una intensa batalla por los otros dos peldaños del podio, que finalmente han sido conquistados por Jokin Murguialday, que se va de este Campeonato de España con dos platas tras la obtenida en la contrarreloj del viernes, y Eduardo Pérez Landaluce, que tras marcharse en solitario y hacer más de 20 kilómetros en segunda posición ha sido cazado por el vasco en los instantes finales. Hay que recordar que el asturiano competirá a lo largo de lo que queda de temporada con el Kometa-Xstra Cycling Team continental en calidad de ‘stagiaire’.

Murguialday, que se vio afectado por las caídas del inicio y tuvo que hacer un gran esfuerzo por volver a contar, rodaba junto a Alex Martín, Carlos García, Pablo García, Iñigo González y Francisco Javier Agea en el primer grupo perseguidor hasta que a menos de cinco kilómetros para el final ha arrancado con fortaleza, ha logrado zafarse de sus acompañantes y cazar a Landaluce para terminar en segunda posición.

Sin suerte para Andalucía

La selección andaluza sub-23 no pudo revalidar el título nacional en carretera conseguido el año pasado por Carmelo Urbano tras una dura prueba en línea entre Baeza y Úbeda. El combinado dirigido por el seleccionador Antonio Miguel Díaz lo intentó durante una muy movida prueba, donde la dureza del terreno y el fuerte ritmo impuesto por la cabeza de carrera fue seleccionando corredores con el paso de los kilómetros. Finalmente solo tres corredores andaluces finalizaron la prueba. El mejor clasificado ha sido Sergio Jiménez, que acabó la prueba decimoctavo. Adrián Cobos ha sido 33º y Claudio Clavijo, 38º trigésimo octavo. Ninguno de los dos jienenses presentes en la carrera pudieron finalizar. El quesadeño Mario Vilches sufrió una avería mecánica que le hizo abandonar cuando marchaba en el grupo cabecero, mientras que el torrecampeño Cristóbal Ángel Moral tampoco pudo acabar la carrera: «No me he caído, pero ha faltado poco. La verdad es que no ha sido mi día. Me ha afectado el calor y la hora de salida y me encontraba como mareado, sin fuerzas», apuntaba a El Ciclismo de Jaén.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *