Mario Vilches, con la tercera etapa de la Volta a Valencia en el radar

El ciclista de Quesada del equipo sub-23 de la Fundación Alberto Contador, que buscará no perder mucho tiempo en la contrarreloj de 20,8 kilómetros del viernes, brilló en la jornada reina de esta carrera el pasado año.

Si hay una vuelta por etapas equilibrada dentro del calendario élite y sub-23 español, esa es sin duda la Volta a la Provincia de Valencia. Una carrera ciertamente joven, nacida este siglo y encarando su décima edición; una prueba que en esta temporada tan sumamente atípica, marcada por la pandemia del coronavirus, es toda una bendición para múltiples perfiles de corredor, con los especialistas contra el crono al frente. Una cita a la que acudirá Mario Vilches, corredor del Kometa-Xstra Cycling Team que el pasado año realizó una destacada actuación en la tercera etapa, jornada reina de aquella edición y en la que entró en meta en quinta posición.

Y es que la ronda levantina, caso cada vez más atípico en el tejido competitivo actual, mantiene su apuesta por incluir una contrarreloj en su menú. Y de más de veinte kilómetros, algo mucho más inusual aún. La cronometrada, el duro final al día siguiente en la ermita del Remedio de Chelva y dos etapas con terreno para los aventureros que quieran romper un sprint o reducir el número de aspirantes sin duda avalan el aserto: una carrera con opciones para todos.

Esta Volta a Valencia arranca este jueves con una etapa compleja en la que los ciclistas deberían gestionar en la parte final cinco vueltas a un circuito que incluye una subida de tercera categoría, Río Juanes. Después, al día siguiente, la citada crono. Un día para especialistas. La dureza llegará el sábado, con la llegada a la ermita del Remedio. Una subida dura y escénica (dadas sus nueve curvas de herradura) de 5,5 kilómetros en la que los ciclistas tendrán que gestionar tres mil metros por encima del 8,5% y un kilómetro entero por encima del 10%. Para acabar, el domingo por la montaña, un circuito ya clásico en la prueba, en absoluto plano, donde habrá que afrontar nueve giros.

Para esta prueba exigente y compensada el equipo sub-23 de la Fundación Alberto Contador viaja a la prueba levantina con un equipo versátil: Alessio Acco, Joan Martí Bennassar, Vicente Hernaiz, Álex Martín, Fernando Tercero, Yago Segovia y Mario Vilches. «Después de haber estudiado el recorrido espero que en la crono no pierda mucho tiempo frente a los que se defienden bien en la crono para poder sacar suficiente tiempo en la etapa de montaña del día siguiente», dice Vilches. El de Quesada, en la contrarreloj inaugural de Zamora, sobre 3,4 kilómetros, sorprendió con una decimoquinta plaza final. Pero ni el recorrido ni la distancia eran, obviamente, los mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *