14º en la etapa reina de la Volta a Portugal

José Manuel Díaz Gallego es 15º en la clasificación general tras cinco jornadas de competición de una siempre exigente ‘La Grandíssima’ y en la que hoy se ha coronado el Alto da Torre, el punto más elevado del territorio continental luso.

Díaz Gallego, tras su compañero de equipo Delio Fernández, durante la primera etapa (Foto: Federação Portuguesa de Ciclismo).

Joni Brandão (Efapel) ha ganado hoy la cuarta etapa de la Volta a Portugal, de 148 kilómetros entre Guarda y Torre, en la que Amaro Antunes, apoyado por el W52-FC Porto, ha mantenido con autoridad el líderato. El jienense de José Manuel sigue desempeñando un buen papel, y tras su décimo puesto en la etapa de ayer, ha entrado decimocuarto, a 3:13 de Brandão. El corredor del Nippo Delko One Provence es decimoquinto en la general, a 5:36.

La subida de 20,2 kilómetros entre Covilhã y Torre ha sido escenario de múltiples ataques del Efapel. Joao Rodrigues respondió a todas las escaramuzas, al mando del grupo de favoritos hasta el último kilómetro de esta etapa reina en el que se coronaba el Alto da Torre, el punto más elevado del territorio continental luso.

Quien todavía soñaba era Cristián Rodríguez (Caja Rural-Seguros RGA), que se sumaba a la huida de la jornada en el tramo entre Penhas Douradas y Covilhã, atacaba al pie de la montaña y pedaleaba en solitario hasta cerca del kilómetro final, donde el fuerte viento, el frío, la niebla y el ritmo del grupo de favoritos derrotaban al español.

En los últimos mil metros, con unas condiciones meteorológicas muy adversas, hubo algunos ataques de Luís Fernandes y Joao Benta (Rádio Popular-Boavista) e incluso Frederico Figueiredo (Atum General-Tavira-Maria Nova Hotel). Pero fue la ofensiva de Joni Brandão con la meta cerca lo que decidió la etapa.

El líder del Efapel ha parado el reloj en 4:19:02, con una media de 34,281 kilómetros por hora, siendo tres segundos más rápido que Frederico Figueiredo, Amaro Antunes y Gustavo César Veloso.

Este viernes, la quinta etapa une Oliveira do Hospital con Águeda, en un recorrido de 176,3 kilómetros. El terreno es mayoritariamente llano, pero el viento podrá crear diferencias en una prueba que concluye el próximo lunes con una contrarreloj de casi 18 kilómetros en Lisboa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *