«Disfrutando» de su mejor actuación en la Volta a Portugal

José Manuel Díaz Gallego finaliza 18º en ‘La Grandíssima’ y pondrá el punto final a una destacada primera temporada en el Nippo Delko One Provence el próximo 12 de octubre en nuestro país, en la Clásica de Ordizia.

Díaz Gallego (dorsal 34), durante la primera etapa de la Volta a Portugal 2020 (Foto: Federação Portuguesa de Ciclismo).

Habitualmente se ha conocido a la Volta a Portugal como la ‘cuarta grande’ en el calendario ciclista internacional. Ayer finalizaba una 82ª edición especial por su formato. Si de forma tradicional se celebra en agosto y tiene una duración de doce días, la Federación Portuguesa de Ciclismo entendió que era fundamental para el deporte de este país organizarla adaptada a las circunstancias, celebrándola con un prólogo y ocho etapas, sumando un total de 1184 kilómetros.

Y en ella ha participado José Manuel Díaz Gallego, en la que era la última prueba por etapas de su equipo este año. Era la tercera presencia del jienense en ‘La Grandíssima’ y el corredor del Nippo Delko One Provence ha mejorado sus anteriores actuaciones (53º en 2018 y 44º un año antes). Ha firmado un 18º puesto en la clasificación general, a 8:58 del ganador, Amaro Antunes (W52-FC Porto). En la contrarreloj final de 17,7 kilómetros de ayer en Lisboa fue 69º, marcando una media de 44,312 kilómetros a 2:24 del primero de la etapa, Gustavo César Veloso.

Díaz Gallego, que ha sido el sexto mejor español de los 22 que tomaron la salida en Fafe el pasado 27 de septiembre, ha realizado un gran trabajo para su equipo, además de una buena actuación personal, que le llevó a entrar décimo en la tercera etapa y ser 14º en la jornada reina, en la que se coronaba el Alto da Torre, el punto más elevado del territorio continental luso.

El corredor de Jaén, que suma hasta ahora 43 puntos en el UCI World Ranking frente a los 26 conseguidos la temporada pasada, se muestra satisfecho de su papel en tierras lusas. En conversación telefónica con El Ciclismo de Jaén destaca que «las dos veces anteriores que había participado en la Volta a Portugal no traía la condición física necesaria para una prueba como esta. En esta ocasión he venido bien y lo he vivido de forma diferente, disfrutando de una forma increíble, disfrutando mucho».

En este sentido incide en que la prueba «se me ha hecho corta. Si me hubieran dicho que dura cinco o seis días más, lo hubiera firmado, porque es preciosa. Espero volver otro año».

Tras la disputa de esta exigente carrera, de gran dureza por el exigente ritmo, el ganador del Memorial Valenciaga disputará el próximo lunes, 12 de octubre la Clásica de Ordizia, que será su última prueba de esta atípica temporada y que ya completó en 2018 (44º) y 2017 (29º). El ciclista de Jaén despedirá así en España su primera campaña como corredor del Nippo Delko One Provence, en la que pese a la situación ha completado 7011 kilómetros de competición en 48 días, frente a los 6525 kilómetros y 46 días del pasado año.

Un año competitivo del que puede hacer un balance positivo, ya que, a pesar de la pandemia global por el COVID-19 que ha hecho cancelar gran parte del calendario, ha podido lograr su primera victoria como profesional, se ha dejado ver en una carrera de tanto prestigio como la París-Niza, ha estado con los mejores en una Vuelta a Burgos de muchísimo  nivel, ha completado un exigente Tour de l’Ain y se dejó ver en un Campeonato de España que se disputaba en su provincia.

José Manuel Díaz Gallego (dorsal 34) rueda en el pelotón en la segunda etapa de la prueba lusa (Foto: Federação Portuguesa de Ciclismo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *