«Tengo muy buenos recuerdos de la Clásica de Torredonjimeno»

Juanjo Lobato señala a Alejandro Valverde como el mejor ciclista con el que ha compartido equipo. El corredor del Euskaltel-Euskadi anuncia en una entrevista en el programa “A Tope” que la próxima temporada intensificará su presencia en la pista.

Ha corrido las tres grandes vueltas por etapas y ha participado en Campeonatos del Mundo. Ha ganado el Circuito de Getxo y la Coppa Sabatini, y ha sumado victorias de etapa en pruebas como el Tour de l’Ain, la Vuelta a Andalucía, la Vuelta a Burgos, el Tour de Dubái y el Tour Down Under. Hablamos del gaditano Juanjo Lobato.

Con una destacada carrera y tras haber militado en equipos como el Andalucía, Euskaltel Euskadi, Movistar, Lotto Jumbo y Nippo-Vini Fantini, este magnífico llegador tiene pocas cosas que demostrar en el ciclismo, aunque le gustaría regalarse a su palmarés un sueño profesional: un podio en la Milán-San Remo, como ha reconocido el de Trebujena en una entrevista en ¡A Tope!, programa semanal realizado por Café Deportivo Colombia/Dfacto Radio y El Ciclismo de Jaén.

Lobato hizo un análisis de esta atípica temporada. Regresaba a la considera que considera su casa y la pandemia y un problema en la próstata cortaban un buen inicio de campaña, donde fue segundo en una etapa de la Ruta del Sol. Por eso buscará el próximo año «volver a ser competitivo. Estar en el top 10 y en el top 5. Estando en esos puestos, seguro que al final acaba llegando alguna carrera». Y todo ello con la tranquilidad de haber renovado hasta 2023 con el Euskaltel-Euskadi.

Será para él un 2021 además especial. Por una parte, llegará a su equipo su amigo Luis Ángel Maté, que se marcha del Cofidis después de diez temporadas, y que será «un corredor muy importante para nosotros, porque la experiencia siempre es un grado y en el equipo tenemos muchos jóvenes que son muy buenos ciclistas, pero hace falta enseñarles». Y, por otra parte, porque prestará más atención a la pista, una disciplina en la que a principios de este año fue campeón de España de Omnium y a la que quiere acudir a Europeos y Mundiales.

Para él, el confinamiento por el COVID-19 «ha pasado factura» en el pelotón en esta temporada. «Menos los corredores del norte de Europa, la mayoría han estado mucho tiempo sin correr». Ahí explica la igualdad que ha habido en Tour, Giro y La Vuelta y que no se hayan decidido hasta el último momento. Un pelotón en el que cree que deberían tener más espacio los UCI ProTeam.

No duda a la hora de responder cuál es el corredor con más clase que ha sido compañero suyo. Con una carrera como la suya tenía dónde elegir: Mikel Landa, Samuel Sánchez, Nairo Quintana, Robert Gesink, Steven Kruijswijk, Primo Roglic, Victor Campenaerts… Él apunta a alguien con quien coincidió en Movistar y en 2015 en la selección española en el Mundial de Richmond: «Si solo me tengo que quedar con uno, ese es Alejandro Valverde. Es un referente siempre».  

También tiene muy buenas palabras sobre otro nombre de esa lista de antiguos compañeros. Del esloveno Roglic, que el pasado domingo volvía a coronarse ganador de La Vuelta: «En 2017 me tocó mucho correr con él y luego he tenido buena relación. Entonces ya se le veía que iba dando buenos pasos y yo estaba seguro de que iba a estar para disputar una grande. Obviamente lo está demostrando». Asimismo auguró un gran futuro a Juanpe López, corredor del Trek-Segafredo y «al que conozco desde que era infantil».

Antes de terminar la entrevista, que sirvió como broche de oro a una primera temporada de ¡A Tope! que ha contado con 21 programas, hubo tiempo para recordar una prueba especial para Juanjo Lobato: la Clásica Ciudad de Torredonjimeno, que ganó en 2008. Entonces militaba en el Cueva El Soplao y venció por delante de David Calatayud e Ismael Esteban: «Siempre me gustó la llegada, picando para arriba. La verdad es que tengo muy buenos recuerdos de Torredonjimeno. La meta la conocía bastante viene porque mi compañero José Carlos Lara era de allí y todos los fines de semana nos íbamos juntos a Cantabria. Yo iba en tren hasta Jaén y él me recogía en la estación y la meta de la Clásica es justamente al lado de donde vive él». Una gran victoria en su época de aficionado en una cita habitual en la Copa de España y que es una referencia en el calendario amateur. Una prueba además a la que han acudido a lo largo de sus 36 ediciones grandísimos corredores que luego se han convertido en profesionales, como el propio Lobato, y otros nombres como Valverde, Francisco Cabello, Javi Moreno, Antonio Pedrero, Miguel Ángel Martín Perdiguero, Héctor Carretero, Rubén Lobato y el ganador del Giro de Italia 2019, Richard Carapaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *