Una etapa «muy exigente» que apunta a «escabechina»

Mario Vilches, corredor del equipo sub-23 de la Fundación Contador (cuya estructura ProTeam debutará en la Ruta del Sol), analiza la etapa reina de la Vuelta a Andalucía, que se disputará en la Sierra de Segura.

La etapa reina de la 67ª edición de la Vuelta Ciclista a Andalucía se disputará el próximo 19 de febrero. Una etapa que unirá Beas de Segura con el Alto de Onsares, en Villarrodrigo, y que discurrirá de forma íntegra en la Sierra de Segura. Un recorrido de 191,1 kilómetros con un desnivel de más de 5000 metros en el que los ciclistas deberán superar seis puertos de montaña (dos de primera, dos de segunda y otros dos de tercera).

Una etapa que en principio debe decidir la Ruta del Sol a falta de las disputa de dos jornadas en una zona de la que es gran conocedor Mario Vilches, siendo terreno habitual de sus entrenamientos. El quesadeño, corredor del  equipo sub-23 de la Fundación Contador, ha analizado el recorrido en la página web de la estructura de la categoría UCI ProTeam del Eolo-Kometa Cycling Team, que debutará en esta prestigiosa carrera.

«Esta tercera jornada es muy exigente, pero sobre todo la zona intermedia de la etapa. No hay ni un metro llano en 50 kilómetros, sobre una carretera muy estrecha de montaña entre constantes curvas y contracurvas en pleno Parque Natural. La subida al Yelmo, que se corona en El Campillo, la subida a Despiernacaballos y el tramo hasta llegar a Pontones es un tramo muy duro y técnico. Según como se lo tome el pelotón puede hacer una escabechina«, afirma Vilches. El joven ciclista destaca que «el final por sí mismo no es tan duro, aunque la fatiga acumulada siempre se notará, pero esta zona puede ser la decisiva para romper la carrera. Y también habrá que estar atentos a la climatología ese día, ya que se ronda siempre los 1.500 metros de altitud».

La ronda andaluza confirmó ayer la presencia del equipo italiano en el pelotón de 2021. Una confirmación y una participación muy especial para dos de los corredores del plantel, los andaluces Sergio García y Alejandro Ropero. Tanto el gaditano como el granadino aguardan con especial ilusión la posibilidad de poder competir en su tierra. Del recorrido propuesto, García indica que la tercera y la quinta etapa le llaman mucho la atención: «Intentaremos hacer una muy buena etapa el último día, entre Mijas y Zahara de la Sierra, porque pasa cerca de casa y son las carreteras por las que prácticamente me entreno cada día. La tercera etapa también va a ser muy dura y es un día para hacerlo muy bien».

Tanto García como Ropero están entre los preinscritos facilitados a la organización de la ronda andaluza, al igual que John Archibald, Mark Christian, Alessandro Fancellu y Enrik Fetter.

También se encuentra Diego Pablo Sevilla, a quien seguro le trae buenos recuerdos correr en la provincia de Jaén. El madrileño se alzó en 2017 con la victoria en la etapa reina de la Ruta Ciclista de los Castillos y las Batallas de Jaén en una jornada con salida en Sabiote y llegada a Segura de la Sierra, donde lograba llegar en solitario tras una gran actuación.

Como director del Equipo estará Jesús Hernández, que ya participó en la Ruta del Sol en 2015, con Saxo Bank, y en 2017, con Trek Segafredo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *