Codeándose con la élite mundial

José Manuel Díaz Gallego sigue demostrando un gran nivel esta temporada. Se asoma al top 20 de un Tour de los Alpes Marítimos y de Var con una participación de primerísimo nivel y, de nuevo, ha sido el mejor de su equipo.

Díaz Gallego, hoy durante la última etapa de la prueba francesa (Foto: Team Delko).

José Manuel Díaz Gallego continúa dando muestras de la calidad que atesora en sus piernas. Ya lo hizo el año pasado consiguiendo en el Tour de Ruanda su primera victoria como profesional y dejando buenas sensaciones en pruebas como la París-Niza, la Vuelta a Burgos y el Campeonato de España, entre otras citas. Y este arranque de temporada mantiene la misma línea, dejando un buen sabor de boca en las dos pruebas en las que participado, ambas en tierras francesas.

El corredor del Delko finalizó 21º en el Tour de la Provenza, en el que firmó una gran actuación en la etapa reina, con llegada en el Mont Ventoux (Chalet Reynard). Este fin de semana también ha acariciado el top 20 en el Tour de los Alpes Marítimos y de Var, una cita que contaba con la participación de once equipos del WorldTour y de nombres de primera fila como el ganador de 2020, Nairo Quintana, y Greg Van Avermaet, Bauke Mollema, Gianluca Brambilla, Thibaut Pinot, Jesús Herrada, Fabio Aru, Jakob Fuglsang, Pierre Latour, Dan Martin y un potente Ineos Grenadiers con Geraint Thomas, Rohan Dennis y Tao Geoghegan Hart.

Díaz Gallego ha vuelto a demostrar que sigue teniendo la calidad para codearse junto a los ciclistas de la primera división y ha sido el quinto clasificado de los equipos que no eran WorldTeam, finalizando 22º, siendo además el segundo mejor español tras Gorka Izagirre. Además, el jienense, al igual que la semana pasada ha sido el mejor en la general de su equipo.

La etapa del jueves, entre Biot y Gourdon, rozaba los 187 kilómetros y los corredores debían superar en dos ocasiones el Col de Gourdon, de segunda categoría. El neerlandés Bauke Mollema, del Trek-Segafredo, lograba cruzar en primera posición la línea de meta aventajando en un segundo a un grupo de veintiocho unidades en la que viajaba el ganador del Memorial Valenciaga 2016, que entraba 26º.

Al día siguiente los ciclistas tenían por delante una jornada rompepiernas que superaba los 177 kilómetros. Con salida y meta en Fayence, se subirá el GPM des Marjories (3ª categoría) y el Col de Mons (2ª), pero muy lejos de meta. Mollema era superado por dos segundos por el canadiense Michael Woods (Israel Start-Up Nation), que se convertía en el nuevo líder. Díaz Gallego se dejaba 49 segundos en el complicado final del Muro de Fayence, entrando 41º.

Hoy era Blausasc la encargada de acoger la salida y el final de una última etapam de casi 135 kilómetros con tres dificultades montañosas de primera categoría: Col de Saint Roch, Col de Braus y Col de la Madone. Las dos primeras jornadas terminaban en alto, aunque hoy era la etapa reina y que debía decidir todo, con tres puertos de primera categoría, con la subida al Col de la Madone, de 11 kilómetros y casi al 7% de media como último envite.

El triunfo ha sido para Gianluca Brambilla (Trek-Segafredo), quien se ha proclamado además con la victoria final. El joven ciclista de Jáen ha demostrado tener buenas piernas en una jornada dura en la que se ha marcado un ritmo muy alto por la lucha tanto del triunfo parcial como de la general. Ha logrado entrar en 18ª posición, a 3:35, formando parte de un grupo de doce corredores integrado, entre otros, por Dan Martin, Pavel Sivakov, Harold Tejada, Simon Carr y Gerain Thomas.

Tras estas dos semanas de competición, José Manuel Díaz Gallego tiene previsto correr en Italia el próximo 7 de marzo el Gran Premio Industria y Artigianato de Larciano. Será la primera vez que tome la salida en esta carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *