Disfrutando «muchísimo» y con «muy buenas piernas»

Javi Moreno finaliza 29º en la Prova de Abertura, primera prueba de su decimoquinta temporada como profesional. En su estreno con el Efapel, el jienense realizó un gran trabajo para su equipo, que culminó con la victoria de su compañero Luís Mendonça.

El jienense Javi Moreno (segundo por la derecha), antes de la prueba, con sus compañeros (Foto: Federación Portuguesa de Ciclismo).

Luís Mendonça, del equipo portugués Efapel, ganó ayer con una soberbia maniobra la Prova de Abertura, disputada en Aveiro y en la que debutaba esta temporada su compañero Javi Moreno. Se trataba de la primera carrera del jienense con nuevo nuevo equipo y el arranque de su decimoquinto curso como ciclista profesional.

Tras disputar su última carrera como profesional en octubre de 2019 (Tour de Croacia) y un año dedicado al mountain bike, Moreno afrontaba esta cita de la Copa de Portugal (Taça de Portugal) y que suponía el pistoletazo de salida al calendario de ese país. En declaraciones a El Ciclismo de Jaén, el ganador de etapa en la Vuelta a Andalucía 2015 se mostraba muy satisfecho con su actuación: «He disfrutado muchísimo y me he encontrado mejor de lo que esperaba después de tanto tiempo». El de Jaén trabajó para su equipo: «Había una subida dura y pasé con los mejores. Después pude hacer un buen trabajo para coger a la fuga que iba aún con cuatro minutos después de la subida. Tenía muy buenas piernas”.

Moreno entraba en la línea de meta en la 29ª posición, a 1:14 de su compañero Mendoça. Tras esta competición, tiene previsto disputar el 25 de abril la Clássica Aldeias Xixto, también integrada en el calendario de la Copa de Portugal, tras lo que estará en la Vuelta a Asturias (30 de abril al 2 de mayo).

En la prueba de ayer, Mendoça supo rematar el gran trabajo del jienense y del resto de sus compañeros, atacando en el momento justo en esta carrera de 173,1 kilómetros que unía Aveiro y Anadia. Alberto Gallego (Rádio Popular-Boavista) y Pedro Miguel Lopes (Kelly-Simoldes-UDO) protagonizaron la escapada de la jornada. Llegaron a tener más de diez minutos de ventaja con un pelotón siempre lidedaro por el Efapel, que fue reduciendo la diferencia con un ritmo muy fuerte y absorviendo a ambos corredores cuando restaban trece kilómetros.

Ya en Anadia, y con la línea de meta instalada en lo alto de un desnivel de 200 metros, Luís Mendonça prefirió probar suerte en lugar de esperar los últimos metros y atacar desde lejos. Aprovechó el paso por Monte Crasto, a 1500 metros de meta, donde se fue por delante para ganar.

«Fue un trabajo en equipo extraordinario», dijo emocionado el ciclista de 35 años. «Ellos creyeron en mí y todos se entregaron durante toda la carrera. Hubo una entrega especial, tenía que intentar ganar, con mis compañeros y mi padre en el pensamiento, tenía que ganar la carrera y entramos con el pie derecho», apuntó. «Siento una alegría como no la he sentido en mucho tiempo, espero que sea el inicio de muchas victorias. Sé que tenemos un equipo con fuerza para hacer cosas muy bonitas«, concluyó el vencedor de la Vuelta al Alentejo 2018.

Para Rúben Pereira, director deportivo del Efapel, «fue una buena victoria que viene a premiar el esfuerzo colectivo. Teníamos un equipo muy unido, creímos desde el primer kilómetro que era posible. Fue el grupo el que llevó a Luís a la victoria”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *