Sensacional trabajo antes de disputar una de sus carreras talismán

15º puesto de Javi Moreno en la Clássica Aldeias do Xisto, donde realizó una buena labor para sus compañeros del Efapel, rematada con el podio de Frederico Figueiredo. El jienense disputa esta semana la Vuelta a Asturias.

El jienense Javi Moreno rueda en la cabeza del pelotón (Foto: Federación Portuguesa de Ciclismo/João Fonseca).

Javi Moreno disputó ayer su segunda prueba de la temporada. Al igual que ya hizo dos semanas antes en la Prova de Abertura, dejó muy buenas sensaciones sobre la bicicleta realizando un gran trabajo para su equipo, el Efapel. Tras este buen arranque de su decimoquinta temporada como profesional, Moreno disputará esta semana la Vuelta a Asturias, una prueba que le trae muy buenos recuerdos.

Tras esta cita, en la que se clasificó 15º, a 2:02 del ganador, el jienense acudirá a una de sus pruebas favoritas, por lo que ha deparado para su palmarés. Del viernes, 30 de abril, al domingo, 2 de mayo, estará en la Vuelta a Asturias, en la que coincidirá con José Manuel Díaz Gallego. El ciclista del Efapel, que ha participado diez veces en esta ronda por etapas, consiguió el triunfo en la general de 2011, sumando además dos etapas, y logró una etapa en la edición de 2013.

Ayer, en la cuarta edición de la Clássica Aldeias do Xisto, su compañero Frederico Figueiredo completaba el podio de esta carrera de la Taça de Portugal (Copa de Portugal). Una exhibición del Efapel, que puso a Rafael Reis en la escapada de la jornada, culminó con el tercer puesto de Figueiredo, que entraba a 5 segundos del vencedor, Jóni Brandão (W52-FC Porto).

Se trataba de una de las competiciones de un día más exigentes del calendario luso. Un recorrido de 142,1 kilómetros, con un desnivel acumulado de 2700 metros, desde Aldeia do Xisto da Benfeita (Arganil) a Fajão (Pampilhosa da Serra) y en que los corredores se tuvieron que enfrentar además al frío y una lluvia intensa y fría.

Con las condiciones meteorológicas dificultando la vida del pelotón, el uruguayo Mauricio Moreira sufrió una caída que provocó su abandono, por haberse fracturado la clavícula. Los 100 kilómetros iniciales se recorrieron a buen ritmo, no permitiendo la formación de fugas. Fueron los tres puertos de montaña de los últimos 40 kilómetros los que trajeron las emociones fuertes. Justo en el primero, en Cerdeira, un grupo de diez unidades escaparon al frente, donde estaba el corredor Efapel Rafael Reis.

La carrera empezó a resolverse especialmente con la llegada del segundo premio de montaña en Cêpos, de 1ª categoría que generó importantes movimientos, entre ellos el de Frederico Figueiredo, quien fue el primero en atacar en la última ascensión, que conducía a la línea de meta.

«Agradezco a todo el equipo el trabajo realizado para llevarme en las mejores condiciones para la carrera», apuntó Frederico Figueiredo, quien lamentó la caída de Mauricio Moreira, que llevó a Efapel a estar en desventaja para el resto de equipos. «Al final fue cuestión de suerte, podía ganar a cualquiera. Estuvimos en la pelea y por la semana volvimos y esperamos estar nuevamente en la disputa. Esperamos continuar con este registro», finalizó.

Por su parte, Rúben Pereira, director deportivo de Efapel, destacó que «fue una carrera muy disputada, donde todo el equipo lo estaba haciendo bien. Tuvimos la desgracia de la caída de Mauricio, que privó al equipo de estabilidad. Pero todos lo hicieron bien y dignificaron a los patrocinadores, estamos haciendo un buen comienzo de temporada, comenzando con el pie derecho».

Moreno, en el centro sosteniendo la bicicleta, con el resto de sus compañeros (Foto: Federación Portuguesa de Ciclismo/João Fonseca).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *