Dureza y supervivencia

En un Bicicletas Rodríguez Extremadura sin suerte, Mario Vilches fue 31º en la Santikutz Klasika. El quesadeño fue el mejor del equipo en su reestreno con el maillot verde. David Delgado fue 41º y Cristótal Ángel Moral no pudo completar la prueba.

Imagen de la retransmisión de la prueba por parte de SportPublic TV.

Bajo la lluvia y con un frio intenso se desarrolló ayer la 87 edición de la Santikutz Klasika (Clásica Santacruz), Gran Premio Bertan, una de las pruebas más longevas y de más prestigio del calendario nacional. El perfil de esta edición unido a la lluvia y al frio hizo que esta carrera se convirtiese en un objetivo prioritario de los más fuertes que endurecieron la carrera en busca de la victoria.

A las 9:30 horas tomaban la salida en Legazpi (Guipúzcoa) un pelotón de 175 corredores pertenecientes a 25 equipos de todo el territorio nacional. Con un tiempo de 3:47:00 y una media de 38,59 kilómetros por hora, entraba Unai Iribar (Laboral Kutxa) como ganador en la línea de meta. Por detrás todo un rosario de corredores hasta que a 13:31 llegaba el último corredor clasificado, después de que se hubieran retirado 99 ciclistas. La supervivencia, mas allá de los que disputaron la carrera, fue el único objetivo de muchos de estos 76 corredores que lograron finalizar.

El Bicicletas Rodríguez Extremadura logró clasificar a tres de sus corredores en la quinta cita de la Copa de España Élite y Sub-23, ocupando Mario Vilches el puesto 31, a 5:27. El quesadeño fue el mejor de ellos en la primera carrera en su regreso a la escuadra extremeña procedente del equipo de la Fundación Contador. El tosiriano compleó la prueba como 41º clasificado, a 6:24, mientra que Alberto Álvarez fue 58º, logrando así puntuar en la clasificación por equipos en el puesto 13º de los quince que lograron acabar con al menos tres de sus corredores (diez conjuntos no lo consiguieron).

No ha tenido suerte el Bicicletas Rodríguez Extremadura en las tres pruebas de la Copa España que se han corrido en el País Vasco y no se debe, aunque influye, a que las tres carreras se han celebrado con lluvia. El equipo, con solo seis pruebas disputadas en lo que va de temporada, no tiene aún ritmo de competición y además nueve de sus quince corredores son nuevos, por lo que la escuadra no está conjuntada, algo en lo que sigue trabajando y avanzado de cara a la 59 Clásica de Pascua-Ruta Xacobea, que se disputará el próximo sábado, 8 de mayo, en la localidad coruñesa de Padrón.

y el equipo tampoco está conjuntado, pero trabajamos y avanzamos en ello y ya pensamos en la próxima Copa España “la 59 Clásica de Pascua Ruta Xacobea” que se celebrara en Galicia el próximo sábado día 8.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *